La “Catedral de la Música Latina” podría desaparecer

La tienda, ubicada en el número 909 de la avenida Fernández Juncos, en San Juan, podría desaparecer este próximo lunes si se concreta una orden de desalojo que pesa en contra de los dueños.

En tiempos en que las descargas de música por la vía digital son la regla y las tiendas que venden copias físicas se han convertido en excepciones, la tienda de música Viera Discos, ubicada en el número 909 de la avenida Fernández Juncos, en San Juan, podría desaparecer este próximo lunes si se concreta una orden de desalojo que pesa en contra de los dueños de la tienda, los musicólogos Rafael Viera y su hijo, Richie Viera.

La llamada “Catedral de la Música Latina”, bautizada así porque ubica en lo que fuera una iglesia episcopal, es el refugio de coleccionistas, expertos y músicos puertorriqueños e internacionales, que llegan hasta allí para buscar tesoros poco conocidos y para conversar con otros amantes de la música. Igualmente, acuden personas que buscan información para hacer investigaciones para grados universitarios y para publicaciones.

Pero esa no es la única dinámica que se da en ese espacio, que ha visto pasar rumbas que provocan remeneos de caderas, charlas de peritos y hasta equipos de filmación que han inmortalizado los pasillos de la tienda de música. En fin, y según las voces de los clientes que visitan ese local, este es uno de los escasos santuarios musicales que quedan en la Isla desde donde se puede vivir y narrar la música.

“Este el único lugar que uno encuentra discos que no encuentra en ningún sitio. Por ejemplo, esto (muestra una grabación en cedé del cantante uruguayo de tango Julio Sosa) en ninguna otra tienda lo he encontrado. Yo tengo discos de él en pasta y no los conseguía en ninguna parte y aquí fue que los conseguí”, acotó Héctor Martel, coleccionista y uno de los clientes que esta tarde husmeaba con fruición entre los anaqueles de la tienda, que este viernes tenía toda su colección rebajada en 50% por motivo del cierre.

Viera Discos tendrá que buscar un nuevo hogar, luego que el tribunal le ordenara a su dueño, Rafael Viera, a desalojar el edificio en Santurce, donde se encuentra la tienda hace más de una década. La vista para este desalojo será el lunes, 23 de noviembre en la sala 906 del Centro Judicial de San Juan ante la jueza Myrna Esther Ayala Díaz, informó Richie Viera. La estructura en la que se encuentra la también llamada “Casa del Coleccionista” fue adquirida en verano por la compañía Puerto Rico Island Holdings, quienes la compraron en una subasta que realizó el banco Scotiabank.

“Este es el sitio para conseguir buena música, por eso es que yo vengo aquí”, agregó el profesor de español y literatura en la Universidad del Este, en Carolina, quien desconocía que Viera Discos podría cerrar el próximo lunes.

Más adelante, un cliente que solo se identificó como Rojas y quien tampoco conocía lo del cierre, coincidió en que sería una pena que el local que lleva nueve años enclavado en la esquina de la calle Hoare, intersección con la Fernández Juncos, cierre sus puertas.

“Si esta tienda cierra, sería bastante trágico. Esta es una tienda de muchos años. Aquí esto se llenaba de los mejores músicos de Puerto Rico. Aquí se aprendía mucho porque venían los coleccionistas grandes a buscar información, a buscar música”, expresó Rojas, quien miraba carátulas de discos en acetato.

“Yo soy fotógrafo también, y aquí yo he retratado músicos. Sería lamentable que cierre un negocio de tantos años. Aquí se consiguen cosas que no se consiguen en otros lados, aquí he conseguido muchas cosas buenas”, agregó el hombre que se definió como salsero y amante del jazz.

El guitarrista Kike Saavedra era otro de los parroquianos que visitaba este comercio hoy. El hombre, natural de Perú pero residente en la República Dominicana, llegó por recomendación de personas que le dijeron que si quería buena música y conocer algo de lo que se hace en el país, ese era el lugar idóneo para visitar antes de regresar a su país de residencia. Saavedra tampoco sabía del posible cierre.

“La selección musical aquí es muy variada, hay muchísimas cosas de aquí (de Puerto Rico) para alguien que no conoce a Puerto Rico. Me parece bien que tiendas como esta existan y que hayan tenido esa resistencia en estos tiempos. Estas tiendas se están extinguiendo, y es importante que existan porque se está perdiendo esa cosa de tener el disco físico con su libro que te diga quiénes grabaron, quién escribió, quién tiene los derechos…”, declaró el músico de la cantante dominicana, Xiomara Fortuna, que está de visita este fin de semana en la Isla.

El único cliente que conocía el asunto del desahucio era Errol Montes Pizarro. De hecho, el profesor de matemáticas e investigador musical llegó hasta el local para ver en que podía ayudar para evitar el desahucio de Viera Discos.

“Yo me enteré por un correo que me llegó de Colombia, donde esta tienda es conocida”, compartió el mantenedor del programa radial “Rumba Africana” que se emite por Radio Universidad 89.7 FM.

“Realmente no conozco los detalles. Lo que sé por rumores es que de una manera que tiene visos de ser fraudulenta, están desahuciando a los dueños de este local. Este es el único lugar que queda en Puerto Rico de encuentro de gente que nos gusta la música, que compartimos, de tertulia, donde venía Don Tite Curet a escribir y donde la gente viene los sábados a conversar de música. Es de los pocos espacios donde uno oye la música, ve los discos, conversa. Ese tipo de cosas ya no existe. Si se siguen cerrando esos espacios, estaremos más aislados”, manifestó Montes Pizarro.

60 años de historias 

“Aquí hay muchos recuerdos e historia”, apuntó Richie Viera, hijo del dueño fundador de Viera Discos, este viernes en la tarde mientras miraba a los pocos clientes que cerca de la 1:00 p.m. caminaban por los pasillos de la tienda.

Recostado sobre la vitrina en la que está ubicada la caja registradora del establecimiento comercial, contó que Viera Discos comenzó hace unos 60 años en Nueva York.

“Cuando vinimos para acá (Puerto Rico), era ‘Viera One Stop’, que éramos distribuidores. Esto fue adquirido por Fania Records. Después fue ‘Viera Discos, la Casa del Coleccionista’. Este negocio estuvo ubicado en varios locales en la Parada 15 por muchos años, hasta que nos movimos para acá. Aquí montamos nuestra oficina, el almacén… Aquí tenemos hasta la colección de KQ (la emisora KQ-105 FM), hay como 9,000 piezas de acetato”, compartió.

“En este momento no puedo dejar que continúen las cosas sin decirles a la gente lo que está pasando porque se ha especulado bastante. De hecho, hay clientes que me han llamado para preguntarme si estamos en quiebra, y aquí no hay ningún problema”, puntualizó el musicólogo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.